Pa’ decir groserías no nos da pena, pero un “te quiero”, un “te amo”…!!! Cómo cuesta, no?


Será porque implica cierto compromiso…?

Porque nos hacemos vulnerables?  

Por eso es que existen tarjetas, regalitos… porque las groserías salen solitas y a toda voz, pero el amor necesita el empujón de un detallito que hable por nosotros… 

Sería MUY EXTRAÑO un chocolate así:

Qué amable!!!

Las ganancias de los comerciantes se quintuplicarían si las groserías sólo se pudiesen decir a través de esos detallitos especiales… y el mundo sería mucho más amable!

Cuán hermoso es escuchar a otra persona expresar su cariño, su amor, hacia nosotros!! 

Cuán liberador es decirlo!!!!

Anuncios