Etiquetas

, , , , , , , , , ,

No hagas con ellos lo que hicieron contigo y no te gustó.
Por más que desees protegerles, nunca estarán a salvo si no les permites vivir…

Sé guía, no carcelero(a).

Dales bases, pero respeta su libertad de pensar y sentir diferentes.

Que sientan la confianza de poder contarte cualquier cosa sin desatar una tempestad… ¿Cómo?

Una sola palabra: COMPRENSIÓN…
Que sólo se logra escuchando y compartiendo razones, puntos de vista, sentimientos…

Anuncios