El dinero… ¿es la raíz de todo mal?

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

He leído incontables veces esta frase: “El dinero es la raíz de todo mal”… Y te guste o no, la verdadera y única raíz de todo mal somos cada uno de nosotros y nuestras mentecitas… Si tú no dominas lo que tienes en la cabeza, lo que dejas alojarse y desarrollarse en tu mente, cualquier barbaridad habitará ese espacio y te dominará.

El dinero es un objeto, cada vez más inmaterial, gracias a la tecnología, y como tal, lo que hagamos con él o no, causará el bien o el mal… Entonces, ¿quién es el malo? Aquellos que dicen que el dinero es malo es porque no lo tienen en la cantidad que les gustaría y en vez de ponerse en acción para lograrlo, envidian, censuran, odian… a todos los que sí lo tienen!  Escudándose en esas mediocres frases como:  el dinero es malo, la raíz de todo mal, que ser rico es malo… y cualquier otra tontería semejante!

¿Acaso es malo el dinero que se usa para hallar la cura de enfermedades, el que usamos para alimentarnos, para tener un hogar, para vivir con cierta calidad de vida, el que usamos para el bienestar propio y el de los demás?

La ambición tampoco es mala, mala es la persona que se deja dominar por ese sentimiento perdiendo el buen propósito de sus acciones!

Como siempre, el ser humano prefiere la comodidad de echarle la culpa de todos sus males a los demás, incluso a objetos inanimados!

Hagamos esta prueba, dejemos el dinero en una mesa o guardado en equis lugar… y observémoslo el tiempo que nos haga falta para entender que no se moverá, no nos hará de comer, no nos golpeará, no nos insultará, no nos llevará de viaje ni nos comprará ese par de zapatos que ya nos hace falta… Simplemente no hará absolutamente nada!

Digamos que te dan cierta cantidad de dinero y solo estas dos opciones: montar una heladería o comprar un arma para descargarla contra una multitud inocente…  La raíz del mal no es el dinero, no es quien te hace la propuesta, ni siquiera lo son las opciones! Es tú decisión, es tu responsabilidad, eres tú!

Somos nosotros quienes le damos vida, sentido, al dinero.

Somos nosotros quienes le damos buen o mal uso, punto!

Anuncios